Mendigar amor

14:53 Edit This 0 Comments »



A veces una moneda también se cansa de trabajar.
Las manos podría acostumbrarse a
acariciar pieles y dejar en paz a esos
cien pesos, dejarlos descansando en un bolsillo
de nadie y aventurar los dedos en
otros dedos que quizás,
sólo por casualidad, podrían necesitar
un poco de amor.

Rincones

14:28 Edit This 0 Comments »
Quizás no encontré un espacio preciso
para callar.
Todavía el corazón no se me cansa de soñar.
Los rincones vienen llegando,
las personas corren a esconderse,
las voces son murmullos temerosos,
las miradas huyen de los ojos.

¿dónde están los puños que dijeron
no,
el puño que golpea la mesa
del adinerado señor?

¿dónde encontrar las huellas
que dijeron basta,
ya nunca más?

Quizás ese incierto camino de los sueños,
ese rumbo del deseo,
ese riesgo necesario,
quizas ese camino
todavía no encuentra la salida.

Por eso todos se enconden.
buscan un rincón donde morir mejor,
y en las calles ya no se escucha el grito
que goza el corazón.

Los rincones llenos de hambre están
ya sin espacio para más miedo,
para más cansancio ante el dinero.

No encuentro los protagonistas de la calle,
la lucha por mejorar, por hacer el cambio
que el gobierno no hará;
no encuentro los protgonistas
de la sociedad.

Están todos arrinconados
viendo la televisión.

Desde alguna parte la vida reclama su derecho
a ser usada,
la libertad de las calles no entiende
dónde está su identidad.

Qué lástima.

Algún día los sueños saldrán de su escondite
y se darán cuenta
que en un rincón no cabe la humanidad.

Tambien es bueno ser un creador

17:03 Edit This 0 Comments »
Crear un propósito por el cual levantarse a trabajar,
crear una alegría lista para ser utilizada de repente .
Además podría crear una risa que sonase espontánea,
una palabra donde hacer caber una idea,
y que esa idea creara un mundo,
y esa palabra creada fuese un grito
y ese grito repusiera la dignidad del pueblo,
y entonces las palabras podrían hacer igual alas personas,
y tal vez esa palabra podría llamarse revolución.


Pero existe un inseguridad
no todavía no cree en el crear.

Abandono

16:32 Edit This 0 Comments »


Desde la puesta de sol perdida,
desde la cortina que olvidé abrir,
desde el deseo que calló en la pileta,
desde que cerré mis grandes ojos

todo el mundo se cerró,
también

Firme

10:20 Edit This 0 Comments »

Me he parado decidida,
como si el discurso fuera nuevo
o recién comenzara a aprender cómo respirar.
No hay nada nuevo en este amanecer
a excepción de las horas que vienen,
de las caras que conoceré
y los paisajes que descubra.

Me he parado decidida,
me he levantado con el pie izquierdo
y no me importa que digan que es de mala suerte
porque creo en las huellas
y no en caminos disfrazados de destinos
ya resueltos.
Decidida,
como la esperanza,
y como diría una flor que todavía
no florece.

No me caben los sueños en el cuerpo
así que no me disfrazo de prototipo mujer-ideal,
no me caben
las pasiones en una cara perfecta
cuando la risa quiere volar.

Así de firme, así de liberado
este paso que se me escapa de los pies,
ahora que me paro decidida,
ahora que la convicción llegó para quedarse,
y quisiera tener más manos,
una voz más bonita para cantar,
un par de alas, aunque ya puedo volar.

Me he parado decidida
a no ser alguien sino a ser yo,
para levantar las sábanas
de quienes se quedaron soñando
o sábanas delatadoras de que aquí hubo amor.

Hoy es un día, hoy es una eternidad,
somos en un día lo que la vida espera,
no mañana porque es tarde,
no, no,
es hoy, el día que tenemos
y firme decimos:
llegó el momento.

Allá fuera

21:04 Edit This 1 Comment »
Allá afuera quiero correr
allá donde no hay grandes campos,
como tendría que ser en el sur.
Este sur del mundo que se llama mi país
tiene en su centro esa avenida,
ese laberinto de calles abiertas
con murales tachados y desnudos,
con personas rematando lo que pueden ofrecer
esas manos trabajadoras.

Allá afuera quiero ir,
donde las flores esperan temerosas,
descubriendo la poesía en cada esquina;
avenida grande con calle sin salida.
Nos están esperando esas voces
a medio sonar, esas
caras morenas,
esas piernas cortas,
ese cabello oscuro,
ese cuerpo tan propio
de lo que no es comercial.

¿Vendes tu poesía?
mi viejo compadre, quiero ver tus arrugas
y comprobar que el júbilo no te abandonó.
Quiero correr riendo
en medio del caos matutino,
saludar al viejo, micrero,
y acompañar al reloj en todos los bolsillos
de mis hermanos.

¿Alguien quiere acompañarme?

Des-cubrirte

20:44 Edit This 0 Comments »
Tu cuerpo es recién una hoja en blanco, y acabo de tomar la iniciativa para comenzar con ese primer boceto que te acerque a la ternura. Son mis manos las encargadas de hacer poesía con tu piel, diseñando el paisaje perfecto de un verso cálido, dulce, conmovedor.
Juego con tus cabellos para probar sensaciones, esta sí, esta no me gusta, y para eso me reciben tus manos, para eso nuestras lenguas juegan a recorrernos.
Voy conociendo cada uno de tus detalles, la poesía se me revela aunque al mundo le guste esconderla detrás de esos pecados, esas lecciones moralistas que no conocen la plenitud de dos pieles juntas, o la importancia de descubrir el latido paralelo de otro corazón. No veo nada de malo en esta conquista, cuando quiero ser dueña de todos tus versos.
La ternura nos ha estado esperando todo este tiempo, pacientemente. Me pierdo en tus extremidades, te siento tan mío.
Recién comienza esta investigación en la hoja en blanco que es tu cuerpo, recién proyecto con una sonrisa el arte que podría nacer de nosotros, recién nos damos cuenta de quiénes somos, y toda nuestra aventura comienza con la plenitud poética de un orgasmo.